top of page

EL PODER DE LA DESINFORMACIÓN

Actualizado: 29 oct 2021


Estar educado y bien informado siempre trae mayores oportunidades. Esto es algo que los ricos siempre han tenido claro. Nos encontramos hoy con la economía más volátil de la historia. Esto se debe al avance de la tecnología, las comunicaciones y a la conexión global de los mercados. Lo que sucede en un lugar repercute en otro de manera inmediata. Las personas educadas aprovechan estos movimientos y aumentan sus riquezas mientras que los mal informados, que siguen los fake news (noticias falsas), toman decisiones equivocadas que los hunden financieramente.


En el pasado, los diferentes grandes sucesos nos conectaban de una manera relativa. Las guerras mundiales tuvieron un impacto, pero en lugares como América Latina no se sintieron sus efectos de la misma manera que en los países que estaban involucrados directamente. Hoy en cambio, sucede algo la quiebra de una empresa China de construcción e inmediatamente los mercados reaccionan, unos se asustan y el dinero cambia de manos hacia los más experimentados.



FAKE Vs FACT (Hechos vs Datos Falsos)


Recuerdo una historia que nos ayudará a entender la importancia de tener los hechos y no las noticias falsas. Es sobre Nathan Rotschild, multimillonario quien tenía una red de informantes por toda Europa y fue el primero en Londres en enterarse que Wellington de Inglaterra había ganado la batalla de Waterloo por allá por 1815, contra el Francés Napoléon. Entonces decidió manipular esa información para crear uno de los primeros FAKE news de la historia. Fue a la bolsa de valores y comenzó a vender con cara apesadumbrada, simulando que Inglaterra había perdido. Los demás, que conocían sobre su red de informantes, empezaron a vender los bonos del tesoro de Inglaterra desesperadamente. La bolsa tuvo una caída brutal, pues temían que Napoleón los invadiría y pensaron que el país y la economía se iría al trasto. A continuación, Rotschild, a precio de centavos por dólar, compró (recogió) una cantidad inmensa de bonos y valores y aumentó su fortuna exponencialmente.


Más allá de la ética del señor Rothschild, simplemente debemos leer como los hechos concretos favorecieron a uno mientras que las noticias falsas y los rumores desfavorecían a los otros. Esto se ve hoy en día de forma permanente y la gente, igual que hace 200 años, sigue cayendo en una red de mentiras que los lleva a cometer errores.


Han llamado nuestros tiempos como "la era de la información". Hoy en día, un tweet, un post, una noticia vuela de forma instantánea a todo el planeta y las personas tienen la información en la palma de sus manos en cuestión de segundos. Sin embargo… ¿que pasa si esa información es falsa, tal como les pasó a los desafortunados que cayeron en el engaño de Rothschild? Si crees que la información que recibes de los medios populares es veraz y no está manipulada, creo que no tendrás mucho éxito financiero. Si la información es poder, basado en los resultados financieros que tiene la mayoría de las personas del planeta, yo diría más bien que estamos en la "era de la desinformación", ¿no estás de acuerdo?. Lo primero que tenemos que hacer es abrir los ojos y darnos cuenta que vivimos en un mundo donde opera un sistema que unos pocos dominan y que está diseñado para que tu trabajes toda la vida sin prosperar.




Todos estos años, hablando con decenas de miles de personas, nos hemos puesto a la tarea de llevar a través del globo un mensaje: ABRE LOS OJOS. Deja de apostar por los sistemas tradicionales y comienza a entender el mundo en el que vives. Entiende que no puede ser casualidad que la mayoría de las familias son pobres hace siglos. Entiende que tampoco depende de que recibas una herencia. Comienza a comprender la forma de pensar de los que ganan y empieza a emularlos. Un buen lugar para comenzar es FILTRAR la información que recibes y seleccionar muy bien su fuente.


Un colega muy inteligente un día nos dijo: el problema de la ignorancia es que no está vacía, sino que está llena de información incorrecta. Que cierto esto… la gente hoy está llena de información, se creen expertos en todo porque se la pasan viendo tweets, posts y noticias de influencers, expertos en marketing. OJO… Expertos en marketing, no en economía, ni en negocios e inversiones. Esto hace que todo el mundo viva confundido y atemorizado. Igual que pasó con la pandemia, cuando todas las noticias se contradecían al inicio… para algunos la mascarilla era fundamental, otros decían que empeoraría la situación. Para unos el confinamiento era la solución y para otros era la hecatombe. Lo único que sentíamos era miedo y confusión. Pues de la misma manera se sienten la mayoría de las personas que viven paralizados y se les pasa el tiempo sin que hagan ningún cambio en sus vidas y continúen siguiendo ese sistema corrupto que los tiene esclavizados.


Si te puedo dar un consejo hoy, es el siguiente: Decide con lupa a quien seguir. Asegúrate de que son personas que han triunfado en eso que tú quieres hacer. No mires tanto si hablan bonito, hacen posts y videos de cine y son escandalosos. Más bien revisa: ¿qué se la han pasado haciendo los últimos 10-20 años?. Por ejemplo, solamente sigue a personas que tengan más de 10.000 horas de experiencia en lo que te están enseñando. No mires como se mueve su boca, mira donde han estado sus pies la última década y que resultados tiene para mostrar de ese camino que ha recorrido.


Recuerda que el objetivo de un medio de comunicación siempre es tener más espectadores. Lo que un influencer quiere es siempre tener más seguidores. Por esta razón, desde hace mucho tiempo, los medios masivos no buscan los hechos y las noticias veraces, sino que mas bien buscan aquello que se propague de una manera más rápida y profunda. No les importa dar valor a sus seguidores ni mejorar sus vidas. Lo que quieren es multiplicarlos y mantenerlos conectados permanentemente a sus publicaciones.


La elección de un mentor es una de las decisiones más importantes que tomarás en tu vida. Busca congruencia y claridad. Aquellos que hablan y hablan y te encantan, pero al final no sabes que aprendiste, no son los adecuados. Te están vendiendo humo y no aportaran valor a tu emprendimiento ni a tu vida. A menos de que quieras ser un experto en marketing solamente o un showman, elige mejor a esos que independientemente de su experticia en marketing y show, hayan conseguido los resultados que tu quieres. De lo contrario, solo terminarás confundido y con los bolsillos vacíos, como los que cayeron en la trampa de Rotschild hace casi 200 años.

242 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page